Calentamiento Global, de Rafael Méndez Tejeda

11/06/2019   |   0 Comentarios

Frank Núñez

Un tema común desde el más encumbrado académico hasta el menos ilustrado de los ciudadanos es tratado con rigor científico pero al mismo tiempo con claridad pedagógica en su libro Calentamiento Global: La huella humana, por el doctor Rafael Méndez Tejeda, físico y catedrático dominicano radicado en Puerto Rico, donde imparte docencia desde hace varios años en recinto universitario de Carolina. Tal como señala en el prólogo la geóloga puertorriqueña Maritza Barreto Orta (Ph. D), el conocimiento y su divulgación son fundamentales para solucionar problemas que atentan contra “el bienestar y la seguridad de las comunidades”.

Méndez Tejeda inicia su investigación con un enfoque sobre lo que la comunidad científica reconoce como el origen del Universo, haría unos 13 mil 800 millones de años, seguida por la llamada explosión del Big Bang, el surgimiento de nuestra galaxia, la formación de la tierra 4 mil 600 millones de años atrás, aparición de la vida y su largo proceso evolutivo hasta llegar a la civilización con sus grandes inventos que transformaron por completo ambientes y ecosistemas. Explica cómo durante los últimos cien años el calentamiento de la tierra ha superado las temperaturas de los dos milenios anteriores.

El autor establece diferencias entre los términos “calentamiento global” y “cambio climático”, ya que el primero es provocado por la acción humana, mientras que el segundo, acuñado por el científico norteamericano Wallace S. Broecker en 1975, se origina en la misma dinámica del planeta como un cuerpo vivo. La obra advierte sobre la peligrosidad que significa para la vida en la Tierra su acelerado proceso de calentamiento desde el 1950 hasta hoy, “con el aumento desproporcionado de las emisiones de los gases de efecto invernadero”.

Entre las recomendaciones de la investigación figura la urgente necesidad de que el mundo adopte políticas de desarrollo sostenible de respeto a la Naturaleza, lo que de acuerdo a la autora del epílogo, doctora Álida Ortiz Sotomayor, convierten al libro en una valiosa herramienta “para tomar las decisiones correctas”.