Razones por las que un hombre no puede eyacular

14/05/2019   |   0 Comentarios

El cuerpo humano es todavía un misterio en muchas maneras, sin importar cuánto tiempo se ha dedicado a la investigación de los procesos que ocurren en nuestra biología, aún hay cosas que escapan a la ciencia médica. Por suerte, la falta de eyaculación, conocida en términos médicos como aneyaculación, no es una de esas cosas y se han descubierto varias razones por las que puede ocurrir, ya sea de forma temporal o permanente. Así que si te preguntabas “¿por qué no puedo eyacular?”, no entres en pánico y descubre cómo un médico podría ayudarte a identificar el problema; y, si es posible, empezar un tratamiento para resolverlo.

En primer lugar, es importante separar la eyaculación del orgasmo; en algunas ocasiones la aneyaculación ocurre cuando un hombre no puede alcanzar el orgasmo, pero en muchos otros casos, la respuesta orgásmica es completamente normal, es decir, el orgasmo sí ocurre pero no hay liberación de esperma.

Generalmente la aneyaculación ocurre por una combinación de factores, pero si quieres resolver la duda que te atormenta y recuperar las horas de sueño que puedes haber perdido pensando “¿por qué no puedo eyacular?”, estas son las principales razones por las que se presenta este trastorno:

Anomalías congénitas

Si nunca has tenido una eyaculación y ahora empiezas a preguntarte si algo anda mal con tu salud, no te preocupes. Existe un tipo de aneyaculación, conocida como “primaria” o “de por vida”, ésta se refiere a hombres que nunca han experimentado una eyaculación; en este caso, el trastorno se presenta desde que el paciente alcanza la madurez sexual y, generalmente, los hombres que la padecen son perfectamente capaces de alcanzar el orgasmo, incluso tienen una producción normal de espermatozoides. Pero si se desea tener hijos biológicos, se puede implementar la extracción de esperma directamente de los testículos para realizar la fertilización.

Lesiones en los nervios

Ya sea en la columna o en la pelvis, las lesiones sufridas en ciertos nervios pueden afectar seriamente la sensibilidad del pene y el control del orgasmo. Esta razón también es común en casos de eyaculación retrasada, pues significa que se necesita mucho más estímulo para alcanzar el orgasmo. Dichas lesiones son usualmente las más difíciles de tratar, pues el funcionamiento de los nervios puede nunca volver a la normalidad; un médico podría recomendar ejercicios de sensibilización para intentar desbloquear los impulsos nerviosos.

Ciertos medicamentos

Si la aneyaculación te sorprende de la noche a la mañana, su aparición puede deberse a ciertos medicamentos como antidepresivos, antipsicóticos o hasta cosas tan comunes como algunos compuestos para controlar la presión arterial. Para empezar a solucionar la falta de eyaculación sería conveniente hablar con el médico que recetó ese medicamento para que considere la posibilidad de cambiar de fórmula y evitar este efecto secundario.

Problemas psicológicos

Ya sea que tengas problemas de pareja, te preocupe tu desempeño o sufras de un trastorno más complicado como depresión o ansiedad, hay muchas razones psicológicas por las que podrías haber dejado de eyacular; además, si se debe a alguna de ellas, es más probable que además de la aneyaculación, el hombre no pueda alcanzar el orgasmo. Para tratar esta posible causa puedes, guiado por un especialista, trabajar tanto en la comunicación como pareja como en problemas individuales que probablemente afectan más áreas de tu vida.

Al final, la falta de eyaculación no significa que no puedas disfrutar de tu vida sexual, de hecho, para algunas personas que han experimentado la aneyaculación durante toda su vida, es completamente normal; pero si aún te preocupa, identifica las posibles causas y los tratamientos que un médico recomiende para tu caso específico.

 

Fuente: Cultura Colectiva