Sueño irregular puede aumentar el riesgo de problemas cardiovasculares

12/04/2020   |   0 Comentarios

Dormir bien es imprescindible para una buena salud general. Sin embargo, no sólo es importante dormir cierto número de horas; también la regularidad en los horarios que se duermen es muy relevante. Aquí te contamos la relación entre el sueño irregular y el aumento del riesgo de padecer problemas cardiovasculares.

¿Qué son los problemas cardiovasculares?

Las enfermedades cardiovasculares son un conjunto de diferentes patologías que afectan al corazón y a los vasos sanguíneos. Son la principal causa de muerte a nivel mundial. Es decir que cada año mueren más personas por alguna de estas patologías que por cualquier otra causa.

Además, por nuestro estilo de vida y la evolución de la sociedad, cada vez es mayor el número de personas que padece alguno de estos trastornos. Son un problema de salud pública y son muchos los estudios que se realizan para intentar establecer claramente los factores de riesgos, de manera que se pueda actuar contra ellos.

Algunos ejemplos de enfermedades cardiovasculares son:

  • Hipertensión arterial
  • Infarto de miocardio
  • Ictus: accidente cerebrovascular
  • Insuficiencia cardíaca

¿Cuál es la importancia del sueño?

Como ya hemos comentado, dormir bien, al igual que comer bien u otras actividades diarias, es esencial para mantener una buena salud. No descansar correctamente tiene consecuencias negativas, tanto a nivel psicológico como a nivel físico.

Durante el sueño descansamos la mente y el cuerpo. Todo nuestro organismo se toma un descanso para poder estar al cien por cien al día siguiente. Un mal descanso continuado hace que vayamos acumulando cansancio y estrés, por lo que nuestro cuerpo no podrá realizar todas sus funciones correctamente.

Todo esto hace que, si la situación se mantiene mucho tiempo, y nuestro cuerpo no funciona como debería, aumente el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, tanto psicológicas -estrés o depresión– como físicas -enfermedades cardiovasculares y problemas metabólicos, sobre todo.

¿Qué quiere decir que el sueño es irregular?

Un buen descanso no solo implica que el número de horas que se duerman sean las adecuadas. ¿Esto qué quiere decir? Que también afectará a la calidad de nuestro sueño y de nuestros ritmos biológicos lo regular que sea.

Si de un día a otro varía mucho el número de horas que dormimos, o si nos acostamos y despertamos a horas muy dispares a lo largo de las jornadas, tendremos un sueño irregular. Tener sueño irregular hace que nuestro organismo no pueda habituarse a una rutina de descanso, que se descontrolen nuestros ritmos circadianos y que el cuerpo no rinda como debería.

¿El sueño irregular está relacionado con los problemas cardiovasculares?

Los investigadores del Brigham and Women’s Hospital en Boston realizaron un estudio. Investigaron a hombres de entre 60 y 70 años sin antecedentes de problemas cardiovasculares. Colocaron un monitor de seguimiento, que cada participante llevaba en la muñeca, e informaba a los investigadores la hora de acostarse, la duración del sueño y la hora de despertarse de los participantes.

A partir de esta información, analizaron qué participantes habían sufrido algún problema cardiovascular y lo relacionaron con su patrón de sueño. Los investigadores sugirieron que el riesgo de problemas cardiovasculares fue más del doble en los participantes que no mantuvieron una cantidad y calidad de sueño regular.

Toda nuestra vida cotidiana se ve afectada por un sueño irregular, y los estudios apuntan a que también se pone en riesgo nuestro corazón

El buen descanso protege de problemas cardiovasculares

Muchas veces, a la hora de prevenir y tratar las enfermedades cardiovasculares, nos centramos en la dieta, el ejercicio y los medicamentos. Sin embargo, olvidamos una parte tan fundamental y sencilla como es un sueño correcto.

Por lo tanto, estudiar a pacientes con riesgo cardiovascular teniendo en cuenta también su tipo de sueño, y corrigiéndolo con medidas de higiene, puede ayudar a prevenir muchas de estas patologías. Aún así, los investigadores siguen trabajando para realizar nuevos estudios que amplíen los conocimientos al respecto.

 

Fuente: Mejor con Salud