Una cosa no tiene que ver con otra

11/06/2019   |   0 Comentarios

Por Manuel Tejada Gómez

Duele mucho que una figura pública de la magnitud de David Ortíz, querido en el país e internacionalmente por su proeza al paso por el beisbol profesional, se vea involucrada en un hecho confuso como el ocurrido recientemente en un bar de la Zona Oriental de la provincia Santo Domingo y que casi le cuesta la vida, donde, además, resultó herido el comunicador Jhoel López.

Desde un principio la Policía Nacional descartó que el móvil de la agresión haya sido el robo, a pesar de ello, muchas personas publicaron en sus redes sociales que Ortíz había sido herido en medio de un atraco e inmediatamente relacionaron el hecho a la delincuencia que se vive en sectores del país. Algunos comunicadores manifestaron que no se puede vivir tranquilo en su país.

Hasta el presidente de los Estados Unidos se pronunció en su cuenta de Twitter donde le hizo un llamado a su homologo dominicano para que atienda la seguridad del país o los americanos buscarán otro lugar para vacacionar, “El gobierno dominicano tienen que mejorar la seguridad, o los americanos buscaremos otro destino turístico”, Claro, los estadounidenses tendrán que buscar otro lugar para vivir también o es que se le olvida a Trump las decenas de muertos en tiroteos en las escuelas, universidades, iglesias, centros comerciales y en discotecas, y ni decir del 11 de septiembre del 2001.

Otros, corto de razonamiento, seguido dicen que hay que cuidar el turismo y que nuestros peloteros son los mejores promotores del turismo, y quizás tengan razón en esta última parte, aunque se equivocan al decir que un hecho que, en primer lugar, no ocurrió en un polo turístico, afecte la imagen turística del país, que cuenta con las zonas turísticas más seguras de la región.

Es cierto que nuestro país no es el más seguro, pero, tampoco es el peor y mucho menos es culpa del Estado Dominicano que los ciudadanos hagan cosas indebidas, que se metan con la mujer equivocada, eso no tiene nada que ver con delincuencia común, y mucho menos con el turismo dominicano. Así como unos traidores a la patria quieren relacionar todo con la inseguridad y luego con la política, así también, el extranjero lee y se entera de las verdaderas razones de los hechos. O es que dejaron de viajar a New York, a Orlando y otros destinos donde sí han ocurridos hechos de inseguridad y de muertes masivas, y la gente los sigue visitando.

Soy un gran admirador de todos los grandes deportistas dominicanos, pero, David Ortiz, no es victima de la inseguridad, es víctima de sus propios actos, que con todo su derecho ha realizado, pero, las malas decisiones que tomamos en nuestra vida traen consecuencias y que buenos que en su caso vivió para contarlo. Como dijo Alvarito “tú tienes un nombre y un prestigio que debes cuidar” y yo le agrego que hay lugares que no debes visitar porque no son para figuras como tú, que tienes una fama internacional.